Featured

Colombia

This is the post excerpt.

En nuestro país no existe ningún medio democrático donde escribir. Desgraciadamente la izquierda ha copiado los mismos métodos excluyentes de los partidos tradicionales,. su lema es: prefiero ser cabeza de ratón y no cola de león. Privilegios traducidos en viajes y aprovechamiento de la miseria y la violencia para posar de intelectuales sin ningún compromiso serio. Ojalá Farc cuando se conviertan en partido político, vengan con algo nuevo para reivindicar al ciudadano raso que sólo tiene la cédula de ciudadanía.- Desde el rio Magdalena, Saludos.

Los padres tienen la culpa?

La policía de Barranquilla y Soledad, departamento del Atlántico, república de Colombia, se deslindan de su responsabilidad de preservar el orden público pasándole la responsabilidad de la participación masiva de menores de edad, de ambos sexos, en fiestas porno con consumo de drogas alucinógenas en casas alquiladas para tales fines denominadas folcloricamente “nochadas”.

Ambos Alcaldes, Alex Char y Joao Herrera, escurren el bulto y no han dado ninguna declaración ni respuesta alguna sobre cuál es su visión de este grave problema y sobre todo su estrategia para su solución.

Se les olvida que según la Constitución Nacional y el Código de Policía ellos son los jefes de policía en sus respectivos municipios.

A esto hay que agregar que ambos cuentan con una gran aceptación de sus gestiones, dado el carácter desenfadado y sin mayor análisis de sus declaraciones y acciones públicas, la mayoría vacías de contenido.

Por otro lado, desde hace muchos años que los padres de familia, incluyendo por supuesto, las madres, han perdido autoridad por leyes de protección al menor y fallos de la Corte Constitucional que privilegian “el libre desarrollo de la personalidad, comenzando por el modo de vestirse, el lenguaje impropio, y la libertad de locomoción, fumar y hasta beber licor, amén del consumo de drogas alucinógenas, acceso a internet, telefonía celular y escoger a sus amistades, sin que los padres puedan tocarlos porque se hacen acreedores a sanciones penales por violencia intrafamiliar.

No puede escapar de este análisis la corrupción existente y persistente en la Policía, en todos sus niveles y la connivencia con el delito especialmente los delitos menores y tráfico de estupefacientes.

Tampoco podemos sustraer el panorama tan degradado que presenta la televisión nacional, especialmente los dos grandes canales como RCN y Caracol, los cuales exaltan y privilegian telenovelas en donde los valores humanos se trastocan y son presentados como heroes y prototipo del éxito social y económico a narcotraficantes y paramilitares.

En este contexto la escuela se enfrente en desigualdad de condiciones a la “escuela de la calle”, mas atractiva y seductora que la tradicional porque va creando prototipos a imitar con el falso sueño de un mundo irreal.

Si a todo esto agregamos la falta de canales para ingresar al mercado laboral y la mayor oferta está en las pandillas, el microtráfico y el asalto, tenemos un peligroso coctel social que arroja sus frutos de violencia e inseguridad social.

La sociedad de consumo como la nuestra pregona unos valores de opulencia y prepotencia que debe copiar el asociado y por tanto todo el que no lo imite esta off side, o fuera como diría el empresario presidente Donald Trump.

Acaso la juventud no lee y se entera que nuestra clase política, empresarial y economica ha traspasado hace rato los umbrales del delito y que sus fortunas son el producto de graves delitos mas dañinos socialmente que las transgresiones de los jóvenes sin oportunidades de empleo y de trabajo.

Esta clase social lana un mensaje: “Lo malo no es delinquir sino dejarse pillar”

Mucho se critica a Cuba a Nicaragua a Bolivia y Ecuador, pero si analizamos friamente los resultados sociales de estos paises encontramos menos analfabetismo, menos delincuencia, menos políticos presos por corrupción y una juventud mas entregada al estudio y al profesionalismo, lejos de la delincuencia que se ha enseñoreado en nuestro país, ” la mejor democracia de latinoamerica”.